Lic. Andrea F. Améndola

Psicoanalista

 youtube   facebookTel.  4602-6347
Cel. 15-4414-1330
Zona de Atención: Barrio de Villa Lugano.

Facebook

youtube

  • La familia hoy
  • grupo de estudio 2017
  • felices fiestas!!! Lectura Lacaniana
  • Video Ser Padres Hoy
  • Video Nº11 Seminario EOL 2016
  • Video Nº 10 Seminario EOL 2016.
  • Video Nº9 Seminario EOL 2016
  • Introducción al método psicoanalítico-grupo de estudio  2016 andrea amendola
  • Video Nº 8. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 7. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº6.  Seminario EOL  2016.
  • Video Nº5. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 4. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 3.Seminario EOL 2016 .
  • video 2 Seminario 2016
  • video 1  Seminario 2016 Enigmas de la feminidad-Variantes de la sexualidad
  • Lectura Lacaniana Seminario Carlos Dante García:Presentación

¿El reino del revés?

 

La canción dice…”me dijeron que en el reino del revés nada un pájaro y vuela un pez”…”vamos a ver como es el reino del revés”… y continúa.


Veamos un poco a qué alude la frase de esta canción, un pájaro que nada es un animal que no está en su rol, hace lo que no le corresponde, lo mismo que el pez que vuela. Un pájaro que nada se ahoga y un pez que vuela muere por falta de agua. En ambos casos se trata de finales trágicos por no ocupar cada uno el rol que tiene dado desde la naturaleza.


En nuestra sociedad, los roles son pautados por la cultura, la civilización impone normas de convivencia de acuerdo a los roles que a cada uno le toca desempeñar.


En esta ocasión quiero referirme al mundo de los adultos pequeños y al de los niños grandes, un mundo que hoy día se percibe con diferencias no muy claras en cuanto al papel que desempeña cada uno. Por ejemplo, se observan niños con excesivas responsabilidades que los padres les otorgan ante lo cual el niño se angustia porque no está preparado para ello, a la vez, esos adultos se achican, es decir, le consultan, por ejemplo al hijo el límite que le piensan impartir y desisten de aplicarlo cuando su hijo no lo acepta.


Un niño posee una personalidad que se va formando de acuerdo a lo que sus padres como adultos van transmitiendo y si esos padres delegan en sus hijos responsabilidades que en realidad son de ellos deviene una personalidad deprimida en el niño, frágil e insegura. El niño para poseer confianza en sí necesita pautas claras, acompañadas del afecto que le dará la seguridad de poder ser, algún día, un hombre adulto.


Muchos papás me consultan porque temen poner límites a sus hijos, justamente limitarlos es orientarlos, es amarlos, porque se trata, por ejemplo de explicarles como funciona el mundo, “eso no lo podés hacer, si vos hacés eso te puede suceder tal cosa, vos ahora ya sabés las consecuencias de lo que vas a hacer, depende de vos”, este sería un ejemplo de un límite, está la explicación y está el afecto de cuidado amoroso hacia esa persona.
Hoy día parecería estar borrosa la diferencia niño-adulto y esto trae consecuencias complicadas, desde personas deprimidas hasta personas de edad madura con una dependencia muy marcada aún hacia otros, personas adolescentes desorientadas ante la falta de claridad del adulto, entre tantos otros casos.


Todo esto requiere ser tratado, como psicoanalista los invito a pensar y repensar sobre esta temática tan esencial como lo es la relación niño – adulto, una relación impar en la cual, dado el actual mundo del revés, parecería ser par, y…¿cuál será el resultado de un pez que vuela y de un pájaro que nada? ¿Y cuál es el resultado de un niño que manda y el de un adulto que obedece?
 

 


Licenciada Andrea Améndola

hangouts

  • El arte y el Diván
  • Lectura Lecaniana
  • Trazo Freudiano
  • Class Ballet
  • Psicoanálisis inédito
  • Editorial de los Cuatro Vientos
  • Revista Sacapuntas
  • Revista Atrapasueños

Banner Ricardo

sound by Jbgmusic