Lic. Andrea F. Améndola

Psicoanalista

 youtube   facebookTel.  4602-6347
Cel. 15-4414-1330
Zona de Atención: Barrio de Villa Lugano.

Facebook

youtube

  • grupo de estudio 2017
  • felices fiestas!!! Lectura Lacaniana
  • Video Ser Padres Hoy
  • Video Nº11 Seminario EOL 2016
  • Video Nº 10 Seminario EOL 2016.
  • Video Nº9 Seminario EOL 2016
  • Introducción al método psicoanalítico-grupo de estudio  2016 andrea amendola
  • Video Nº 8. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 7. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº6.  Seminario EOL  2016.
  • Video Nº5. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 4. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 3.Seminario EOL 2016 .
  • video 2 Seminario 2016
  • video 1  Seminario 2016 Enigmas de la feminidad-Variantes de la sexualidad
  • Lectura Lacaniana Seminario Carlos Dante García:Presentación

La sombra de los prejuicios

¿Por qué escribir sobre los prejuicios? Porque es cotidiano escuchar en la clínica cómo los pacientes están arraigados e, incluso dominados, por los mismos.

Un prejuicio es un juicio de valor, casi siempre se activan de modo inconsciente, es decir, quien valora una situación o incluso a sí mismo, no percibe cuán tomado está por sus prejucios.

Incluso en las consultas con niños, éstos son portadores de los prejucios que algún familiar cercano o educador, o incluso desde mensajes que circulan en los dibujos animados, les han ido transmitiendo inevitablemente en el habla. Pero también lo traen desde sus propias fantasías: “no levanto la mano en el aula porque seguro me equivoco”.

Con frecuencia, mis pacientes hablan sin darse cuenta que el resorte de algunas acciones que deciden, están comandadas por prejuicios, incluso en el tratamiento mismo aparecen, por ejemplo bajo el modo de: “si le digo que ayer le pegué a mi hijo va a pensar que soy una bestia” o “se debe estar aburriendo con lo que le cuento”. 

En otros casos, los prejuicios aparecen no sólo referidos al analista sino también, cosa muy común, en relación a cómo se relacionan con las personas. Por ejemplo: “si fulana no me llama debe ser porque no le importo como amiga”. A lo cual suelo preguntar: ¿cómo es que usted sabe que no le importa a su amiga?, la respuesta es: “bueno yo lo siento así”.

En ese detalle del decir que suena como afirmación, “no le importo”, el analista introduce una vacilación que hace tambalear la seguridad de tal juicio de valor. Del no le  importo al “es lo que siento” llegamos al sentir propio, un sentir de no ser importante para otro.

Incluso hay casos más complejos, en donde gente realmente capaz no se permite desarrollarse porque piensa que no le va a ir bien, tal como alguien puede también rechazar oportunidades de hacer una relación de pareja porque se considera una mierda.

Y aquí tenemos “lo que piensa” “lo que se considera”, es decir, aquel juicio de valor que yace en el pensamiento y que juzga a su propio pensador de un modo negativo, de tal forma que todo intento de desarrollarse en algún aspecto de su vida se ve obstaculizado por su propio prejuicio.

En una antigua y preciosa entrevista que le realizaron a Freud, dijo: “nuestros complejos, son la fuente de nuestra debilidad, pero también a menudo son la fuente de nuestra fuerza”.

Y agrego, nuestros complejos, están tramados por fantasmas que operan juzgándonos de tal modo, que tememos asomarnos a las puertas del acto, es decir, de arribar a un hacer que no haga caso a tales prejuicios.

El analista instrumenta una nueva chance cada vez que pone en cuestión tal prejuzgar, pues deja en suspenso ese sentido fantasmático para permitir que, de aquello mismo que nos debilita, se abra la grieta por donde emerja su contracara: la fuerza, esto es, encontarnos con otro sentido que nos permita hacer de la vida una opción más vivible. 

 

 


Licenciada Andrea Améndola

hangouts

  • Trazo Freudiano
  • Lectura Lecaniana
  • El arte y el Diván
  • Class Ballet
  • Psicoanálisis inédito
  • Revista Sacapuntas
  • Editorial de los Cuatro Vientos
  • Revista Atrapasueños

Banner Ricardo

sound by Jbgmusic