Lic. Andrea F. Améndola

Psicoanalista

 youtube   facebookTel.  4602-6347
Cel. 15-4414-1330
Zona de Atención: Barrio de Villa Lugano.

Facebook

youtube

  • La familia hoy
  • grupo de estudio 2017
  • felices fiestas!!! Lectura Lacaniana
  • Video Ser Padres Hoy
  • Video Nº11 Seminario EOL 2016
  • Video Nº 10 Seminario EOL 2016.
  • Video Nº9 Seminario EOL 2016
  • Introducción al método psicoanalítico-grupo de estudio  2016 andrea amendola
  • Video Nº 8. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 7. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº6.  Seminario EOL  2016.
  • Video Nº5. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 4. Seminario EOL 2016.
  • Video Nº 3.Seminario EOL 2016 .
  • video 2 Seminario 2016
  • video 1  Seminario 2016 Enigmas de la feminidad-Variantes de la sexualidad
  • Lectura Lacaniana Seminario Carlos Dante García:Presentación

Mis pensamientos tienen vida propia

Así definía días atrás un paciente su padecimiento: “mis pensamientos tienen vida propia”. Desde el psicoanálisis, sabemos muy bien este temprano hallazgo de Freud, se tratan de pensamientos que, desobedeciendo la voluntad de la propia persona, se imponen, dando toda la sensación de tener vida propia. En la actualidad, escuchamos hablar mucho del TOC (trastorno Obsesivo Compulsivo), patología que se incluye dentro de los trastornos de Ansiedad según manuales psiquiátricos. No obstante, es fundamental situar que no se ha descubierto ninguna nueva enfermedad actual, sino que la psiquiatría clásica ya sabía de su existencia, pero fundamentalmente el psicoanalista Sigmund Freud, fue quien detectó ampliamente en el siglo XIX este padecer bajo el nombre de neurosis obsesiva. Cito a Freud: “los enfermos de neurosis obsesiva muestran, generalmente,  las siguientes manifestaciones: experimentan impulsos extraños a su personalidad, se ven obligados a realizar actos cuya ejecución no les proporciona placer ninguno, pero a los cuales no pueden sustraerse, y su pensamiento se halla invariablemente fijo a ideas ajenas a su interés normal”.

Por ejemplo, ideas sobre la muerte de otros, ideas de crimen, de estar contaminado o temor al contagio de enfermedades por contacto con otros. Una imperiosa necesidad de que los objetos tengan un orden fijo, la desesperación de verificar si las puertas están bien cerradas o las perillas del gas. La duda se impone y se ve llevado a revisar, una y otra vez, cada acto. Todo esto absorbe la vida del paciente, le demanda tiempo y ese tiempo lo demora o complica con el resto de las actividades de su vida cotidiana.

El paciente se da cuenta del sin sentido de estos actos pero nada puede hacer desde la voluntad y esto es lo que más sufrimiento le causa, entre vergüenza y temor a estar enloqueciendo.

Muchas veces, dado que esos actos e ideas están sostenidos por una energía brutal, cuando el paciente se impone desde la voluntad distraerse, se produce un “desplazamiento”, y ya no le molesta una idea pero aparece otra que lo perturba.

Los psicoanalistas no hacemos terapia conductual porque eso implicaría “aconsejar” y dar “tips” para que el paciente se distraiga. Les aseguro que el paciente si pudiera lo haría porque resulta insoportable tal padecer. Desde el psicoanálisis, trabajamos llevando al paciente hacia un trabajo de relectura de su inconsciente, es decir, trabajamos sobre lo que el paciente nos va contando y en ese decir vamos situando las pistas que nos permitirán saber qué vienen a tapar esos actos e ideas. Este padecer tiene como resorte un sentido, una significación que el paciente desconoce y es hacia allí hacia donde vamos a conducirlo, para acceder a saber eso que no sabe de sí mismo y, de ese modo, hacer caer el sin sentido de los actos e ideas obsesivas.

 


Licenciada Andrea Améndola

hangouts

  • Trazo Freudiano
  • Lectura Lecaniana
  • El arte y el Diván
  • Psicoanálisis inédito
  • Class Ballet
  • Editorial de los Cuatro Vientos
  • Revista Atrapasueños
  • Revista Sacapuntas

Banner Ricardo

sound by Jbgmusic